Es hora de cambiar de mentalidad y los hábitos de nuestros hijos, sustituyendo las gominolas y dulces convencionales por otras más sanos y sin azúcares refinados, sin gluten, utilizando productos naturales. Más de 80 referencias de gominolas.